Knowledge, expertise, good people and collaboration. We make the impossible possible

Los laboratorios químicos trabajan siempre en dos direcciones muy importantes: Control • Investigación (I+D)

La producción se gestiona en cada fase de forma completamente automatizada. Un sofisticado software realiza, de manera totalmente autónoma, los controles de las varias fases de los procesos productivos, evidenciando si es necesario cualquier eventualidad.

Los reactores diversos implicados en dicha fase de producción (de dertergentes, disolventes, lubricantes, etc.) disponen de un potencial de unos 200.000 kg diarios.

Las instalaciones actúan sin intervención de mano de obra, desde la recepción de las materias primas hasta la fase de carga y rellenado.

Incluso las líneas de producción de aerosoles son completamente automatizadas, e instaladas respetando en todo momento las normativas vigentes, estas a su vez aseguran una producción en cadena para grandes cantidades y siempre en todo momento con una dinámica flexible a fin de poder atender a los pedidos, inclusive de soluciones personalizadas, en formatos diversos y pequeñas cantidades demandadas por nuestros clientes.

Las Líneas de rellenado de líquidos están estudiadas para la confección de botes, botellas y bidones de varios formatos y capacidades. Y de forma automatizada esta línea de producción realizada todos los pasos (rellenado, sellado, etiquetado y confección y posición final del producto en palets), dejando solo por último la colocación y estocaje en los almacenes.

aerosol